• 0810-777-8733
  • info@ospsip.org.ar

Noticias


DESDE LA POLíTICA PúBLICA SE DEBE FORTALECER AL SISTEMA DE SALUD PRIVADO

  • 05 de septiembre de 2022
  • O.S.P.S.I.P INFORMA
  • AFILIADOS A LA OBRA SOCIAL


Desde el punto de vista sanatorial, Argentina está atravesando una crisis importante. Hay debilidades presupuestarias muy grandes; tenemos un sistema de salud totalmente fragmentado, afirma Ricardo Bellagio, interventor de la Obra Social del Personal de Seguridad Comercial, Industrial e Investigaciones Privadas (OSPSIP).

Ante esta situación, el ex-Superintendente de Servicios de Salud de la Nación cree que desde la política pública se debe fortalecer al sistema de salud privado, ya que a su entender los subsidios estatales no han neutralizado el déficit que sufren las instituciones médicas. Los centros médicos se encuentran en un estado delicado y esto, lógicamente, afecta la salud de la población argentina, agrega con preocupación.

Como otra posible respuesta ante el contexto crítico, el Dr. Bellagio evalúa la posibilidad de articular los 3 subsistemas de salud: el público, el privado y el de la seguridad social. Hoy por hoy, no hay que crear nuevos hospitales; hay que coordinar y administrar los recursos que existen para garantizar la rentabilidad del sistema. El fortalecimiento de una red que incorpore y conecte a los tres subsistemas, en cada una de las jurisdicciones, podría ser de gran ayuda en este caso. Lo ideal es utilizar la oferta prestacional de todos los subsectores en función de la mejora de la salud de la población, para eso se deben articular el funcionamiento de los 3 subsistemas, y esto lo deben ejercer las políticas públicas, opina.

Finalmente, el Dr. Bellagio nos comparte una analogía que suele explicar en la Universidad de Morón, donde ocupa el cargo de Director en la Maestría de Servicios de Salud: Actualmente, el sistema de salud argentino atiende (tiene que enfrentar) muchas complicaciones de forma urgente y, claramente, este no es el mejor panorama. Lo ideal es analizar la situación y tratar los problemas de fondo para que en un futuro estemos bien preparados y podamos enfrentar juntos las nuevas problemáticas. Es preferible prevenir (que la población tenga total accesibilidad a un sistema de salud integral) antes que curar (que la gente no tenga dicho acceso), y sería bueno comenzar a aplicar esta filosofía cuanto antes, concluye.

Volver